Regalo de MORGANA

Regalo de MORGANA
Gracias por tu regalo, me hace ilusión y cada vez que lo miro te recuerdo.

lunes, 23 de mayo de 2016

HORMIGAS





















Estos insectos esqueléticos nos dan ejemplo de supervivencia, las hormigas bien organizadas suelen salir de sus hormigueros en tiempos estivales. Ayer levanté una larga piedra plana que por aquí llamamos lancha, observé como en una de sus dependencias guardaban más de cincuenta diminutos huevos blancos.
Volví a levantar dicha piedra, con la intención de de enseñar a mi familia el descubrimiento y ya habían escondido dichos huevos a otro habitáculo de sus galerías.
Amo a los animales, coloqué la piedra y no he vuelto a causar molestias.

12 comentarios:

Marcos dijo...

Como trabajadoras, incansables. Y como localizan rapidamente lo dulce. En una casa de campo que ten´`ia mi padre, el azucarero lo teniamos como una isla en un gran plato lleno de agua, si lo dejabas aparte, se volvía negro de hormigas en un santiamen. lo tengo muy grabado en la cabeza.

VENTANA DE FOTO dijo...

Que bien saben cuidar de su próxima descendencia y no le ha faltado tiempo para ocultar esos huevos de las miradas extrañas.

Besos

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Mi querido amigo, te felicito por dejar tranquilas a hormigas. De niña, me pasaba horas observándolas, una maravilla de trabajo y supervivencia.
Un gran abrazo

Elda dijo...

Un relato muy tierno y lleno de sensibilidad para esos insectos tan laboriosos e incansable.
Me gusta observarlas y ver las cargas que llevan en algunas ocasiones más grandes que ellas mismas.
Muchas gracias por tu llegada a mi blog.
Un abrazo y buena semana.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Gracias Goriot por tu visita, aunque esta vez tardaré en volver, si mi salud no mejora un poco, solo un poco, aunque parece que será difícil que pueda recuperarme de esta enfermedad.
Un gran abrazo mi buen amigo.
Cecilia

MuCha dijo...

me ha hecho feliz volver a verte gracias por tu comentario
No me gustan los insectos ninguno Las termitas son las peores y aquí en Miami están por todos lados un abrazo inmenso

MuCha dijo...

No te pierdas es bueno volver a tenerte
un brindis de alegria para Vos

Ángeles dijo...

Es impresionante la vida y la jerarquización que mantienen en el hormiguero, parece increible con el escaso cerebro que deben tener, piensan mejor que algunos humanos, yo muchas veces me he quedado admirando como pueden cargar con alimentos tan pesados sobre ellas y diriguirse al hormiguero sin desviarse un milímetro.

Y es que debiéramos mirar mucho más a la naturaleza y a la vida que hay en ella.

Mi abrazo con cariño.
Ángeles

Sonia Montero Trénor dijo...

Un relato estupendo, tiene sorpresas y hasta tiene moraleja. Define muy bien tu sensibilidad. Tu modo de escribir es cercano y tu mirada minuciosa y atento al detalle. Aquí tienes una nueva seguidora. Un abrazo.

Goriot dijo...

Marcos de Valencia, también tú eres observador de los animales en este caso insectos que nos acompañan en el planeta.

Ventana de Foto, como buena cordobesa de la fotografía artística has hecho constar el gran interés de las hormigas por las futuras descendencias.

Sor Cecilia de Barcelona y residente en Valencia, tan sencillo, tan al alcance de lo humanos y que momentos más encantadores son mirar a las hormigas.

Elda de Madrid, son insectos que llevan entre otros las cáscaras de las pipas de girasol, para comida de sus pulgones después del proceso de los hongos durante el invierno.

MuCha de Miami, nuestro origen es convivir con los insectos y demás animales.

Ángeles de Madrid, comprendes muy bien la hermosura y divinidad de las hormigas.

Sonia Montero de Madrid, gracias por tu visita a mi blog y también gracias por tus elogios a mi humilde persona.

Deseo mejoría para Sor Cecilia y para vosotros y vosotras queridos seguidores blogueros y blogueras, gracias por leer mi entrada y dejarme un comentario.
Un saludo muy cordial de Goriot.





Manuel dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, en que son organizadas y necesarias, pero a veces se convierten en una pesadilla, como me está sucediendo a mi, en mi patio, la simbiosis que se produce entre la hormiga y el pulgón, me tienen los árboles destrozados, y ha llegado un momento, en que soy incapaz de controlarlas, con ningún producto consigo acabar con ellas. Vamos, una pesadilla.
Un fuerte abrazo, tocayo.

Goriot dijo...

Manuel de Sevilla, estimado tocayo: Me alegra que estés de acuerdo conmigo; no obstante, son los pulgones los que comen los tallos de las puntas de las ramas. También los productos que viertes en el alcorque perjudican al árbol. Dichos pulgones son mimados por las hormigas que los cuidan, les sirven de vacas de granja para todo el invierno, les arriman cáscaras que se han cubierto de hongos.
Un saludo muy cordial y gracias por dejarme un comentario.