Regalo de MORGANA

Regalo de MORGANA
Gracias por tu regalo, me hace ilusión y cada vez que lo miro te recuerdo.

jueves, 30 de abril de 2009

UN JUBILADO SIMPLEMENTE


Casi todos los días suelo visitar un parque, lo hago por varias razones: por hacer unos ejercicios físicos, por relajación, alimentando mi mente a través de la vista y por conversar un rato con un jubilado que, casi siempre lo encuentro sentado en un banco de madera, presenciando a los que hacemos ejercicios en unos aparatos que instaló el Ayuntamiento para practicar la gimnasia.
No se considera viejo, se jubiló por una enfermedad que él llama de nervios. Dice que es de herencia de su padre, reconoce que su hijo también la tiene.
Fue un buen carpintero, un día vinieron de fuera, le propusieron trabajo en otra provincia y aceptó, porque aquí no lo tenían asegurado. Estuvo algunos años allí. Él siempre ha sido buen cantante, ganó algunos premios.
Ya no canta, no se acuerda de las letras. Cuando se levanta por la mañana se pone muy malo, se cree que se va a morir y, como dice él, "no estoy malo, es una tontería de mi mente". Ha estado ingresado en un psiquiatrico; allí ha visto muchas desgracias. Cuando va al Centro de Salud no puede aguantar esperar su turno, por lo que, se cuela, con las consiguientes protestas de los pacientes; reconoce su culpa, y ya cuando el doctor lo ve paseando por el pasillo... sale y dice: "que entre ese señor".
Es grato pasar un rato con él, necesita ser escuchado. Un día caí al suelo haciendo unos ejercicios y él corrió para ayudarme. Observo que me aprecia mucho, creo que necesita mi presencia todos los días... formo parte de sus ocupaciones distribuidas cada día.
Teme que su mujer muera antes que él, es persona muy sensata. A estas personas jubiladas siempre les digo que se van a morir sin usar Internet, que es el invento más importante y a ellos les vendría muy bien; un día llegaron dos jubilados y decían que están aburridos, que lo pasan mal, que les gustaría volver a la vida laboral.

9 comentarios:

SILOE dijo...

Conservar el equilibrio mental es tan esencial y tan dificil...
y tener la paciencia de conversar con alguien que lo perdio es un ejercicio de humildad magnifico...
Un besito apra ti, Reme.

mujergris dijo...

Creo que sentirse util es esencial ademas de estar acompañado, a veces para muchas personas es dificil la jubilación

belkis dijo...

Todos necesitamos ser escuchados. Nuestros mayores no sólo lo necesitan sino que se lo merecen y lo agradecen.
Y las personas que como tú saben escucharles, deben sentirse orgullosas por tener esa oportunidad.
La jubilación para algunos es más ociosa y otros, deciden emplear el tiempo en otras cosas, aquellas en las que quizás no han tenido tiempo en su vida, como aprender a moverse por internet.
Pero en cualquier caso, pienso que lo ideal es llegar a la jubilación con una mente sana y una salud lo mejor posible....el jubilad@ se lo merece y se lo ha ganado. O no?
Dos besinos.

mirola dijo...

Pues si la jubilación tendría que ser para poder hacer lo que no se pudo en su día, como por ej. viajar, pero claro, no está el horno para bollos, mejor no está el bolsillo para dilipendios, además las pensiones dan risa, pero risa.
Ese señor tiene suerte, tú le hablas y le atiendes, es muy importante. La soledad es de lo más cruel y uno por ser viejo no es distinto de los demás. Si es cierto que con la edad se agudizan las manias y si este pobre señor está enfermo ya es peor.
Es una gran putada tener una enfermedad mental en la vejez, porque es cuando uno tiene ya derecho a disfrutar de verdad, bueno, uno tiene derecho a hacerlo siempre, pero ya se sabe. Cuando eres joven pues que si patin o patatán, siempre hay imponderables que no te dejan en paz. En fin, un saludo a este señor de mi parte, se sentiría tremendamente orgulloso si supiera que le has dedicado un post y que personas lejanas saben de su existencia y le desean lo mejor.
Un besino.

Goriot dijo...

Siloe, (Reme), es muy equilibrado tu comentario. Este señor dice que su enfermedad es de nervios que él no está loco. Y claro, lo veo muy cuerdo y muy sensato.En cuanto a lo de mi comportamiento, si, claro soy asi.
Mujer de gris, si, él quiere simpre ayudar y compartir las tareas de su mujer en la casa aunque reconoce que es muy torpe para estas cosas.
Belkis, este hombre tiene mucha historia que contar y se siente muy relajado cuando cuenta sus vivencias.
Mirola, fue un buen cantante y ahora cuando le invitan para una entrevista en la radio no acepta por temor a quedarse en blanco. Si, le dire que le envias un saludo.
Gracias por vuestros comentarios.
Bersinos.
Goriot.

Anónimo dijo...

La verdad que tu relato del señor este,te deja mucho que pensar a los que estamos en una edad aunque jovenes vamos camino de ella jajja es muy gratificante y enriquecedor lo que haces dedeicandole un rato todos los dias,no solo para el sino tambien para ti,escuchar lo que nos cuentan los mayores y sus historias..... un saludo
BIQUIÑOS KANDY

Ananda dijo...

Hola Goriot, yo estoy deseando jubilarme, la verdad es que creo que sabré aprovechar bien el tiempo libre, o eso pienso ahora, he conocido a jubilados que se han deprimido mucho, incluso tengo compañeros de trabajo que hace años podían estar jubilados y no han querido, no son de mi opinión la verdad, pero creo que si no se jubilan es porque su trabajo les llena parte importante de su vida y no sabrían qué hacer si lo dejan, de todos modos el trabajo es llevadero porque supongo que si tuvieran otro a lo mejor sí estarían ya jubilados, creo que depende mucho del tipo de trabajo que se realiza y de si te gusta mucho o no.
Me parece estupendo que escuches a esa persona, ellos lo necesitan, te lo agradecen y les sirves de estímulo.
Creo que eres una buena persona, ya te lo he dicho a veces y todos deberíamos escuchar más a la gente mayor, tienen más mundo y necesitan nuestra compañía.
Un besazo.

Goriot dijo...

Si, Candy, a él le gusta ser escuchado y ami me gusta oir su historia y las vivencias más destacadas de su vida. Él me dice siempre que no está loco, que padece de nervios.
Mirola, Hoy he estado sentado en el banco con él y le contado todo lo referente a este relato, mi blog y vosotras las comentaristas. Por supuesto que le he transmitido tus saludos.Él se quedó sin habla, casi le tuve que ayudar a contestar, sonrió y me dijo que te enviara su aprecio y, gracias por saludarlo a tanta distancia y sin conocerlo.
Un besino para cada una.
Goriot.

mirola dijo...

Que tierno, gracias por hacerlo.