Regalo de MORGANA

Regalo de MORGANA
Gracias por tu regalo, me hace ilusión y cada vez que lo miro te recuerdo.

jueves, 1 de enero de 2009

Mis aceitunas


Tengo dos olivos, hacen ya cinco años que mi amigo Andrés, en paseo por el campo cultivado, arrancó dos potreras de un olivo viejo y me las regaló; las planté en mi huerto, agarraron en la tierra y siempre me he desvivido en cuidados: el riego en verano, las curas necesarias y la poda.
Este año tenían el palo pequeño (que llaman los agricultores al hueso o semilla) por lo que, las aceitunas eran de pequeño tamaño. Todo ello, motivado por el tiempo; que pudo hacer frío de hielo.
Decidí coger la mitad de verdes, llené tres cubos y después proceder a macharlas, cambiar varias veces el agua y realizar el correspondiente aliño para el guiso.
Las otras las dejé para negras. Negras brillantes. Para los agricultores, en su punto propicio para llevarlas al molino de aceite,
Ayer dispuse ir a cogerlas, por estar lloviendo no quise salir de la ciudad, pero mira por donde, dejó de llover a las 12 y media, puse el coche en marcha y fui al lugar. Allí pude abrazar aquellos olivos de hojas color gris-verdoso. Ordeñé sus ramas que caían hasta llenar dos cubos. Por la lluvia de estos días habían engordado en doble tamaño.Cuando terminé comenzó otra vez a llover.
Ahora las estoy rayando con un cuchillo, me he quitado el mandil, me he lavado las manos y me he dispuesto a escribir este post para mi blog.
Cuando estén guisadas me comeré algunas en vuestro honor ya que no vais a poder estar aquí, todos juntos, degustando esta delicia de alimento.

11 comentarios:

belkis dijo...

Dicen que nunca te acostarás sin saber una cosa más. Pues mira, yo no sabía que las aceitunas se guisaban, y eso que he oido infinidad de veces hablar en mi familia de la "cogida de la aceituna". Pues lástima que el medio virtual no permita que nos invites a catarlas. Un abrazo

esttivalia dijo...

En mi tierra no hay olivos, no podrían sobrevivir al intenso frío del invierno. Será por eso que la primera vez que probé acitunas aliñadas me supieron a rayos, yo estaba acostumbrada a las del supermercado y no se parecen en nada. Me encantaría poder degustar esas que tú has preparado, se me hace la boca agua de pensarlo.
Un beso.

mujergris dijo...

Me alegro que estes a gusto y como belkis tampoco sabia nada de guisarlas, me gustan mas las verdes pero son todas buenas

Goriot dijo...

Belkis,Mujergris,he consultado con las personas tradicionales en estos menesteres y dicen que la palabra "guisadas" es incorrecta aunque lo digan algunas gentes, es como dice esttivalia aliñadas.
Están muy buenas las machás llevan orégano y las rayás, que son las negras, llevan tomillo.
Gracias a las tres por vuestros comentarios.
Besinos.
Goriot.

belkis dijo...

Aliñadas!!!! eso sí, claro. Si ya decía yo que no había yo oído eso nunca de aceitunas guisadas ni por aquellas tierras. Un saludo.

mirola dijo...

Yo tampoco las he comido asi, vamos que recuerde. Quizá una vez en Granada, no lo se bien, tengo un vago recuerdo. Pero lo que si se es que las de bote esas en mi casa, con mis niños, no duran más de media hora.
Tu post me ha recordado a las castañas, típicas en mi tierra. Mucha gente en los pueblos tiene castaños y los que no los tienen se van al monte y recogen alguna, pues la mitad de las veces, nadie las recoge y se pudren. Es impresionante la cantidad que hay. Mi familia política tenía castaños y todos los años, en noviembre, nos traían muchisimas. La castaña gallega y la de mi tierra dicen que son las mejores de España. Se pueden hacer de múltiples maneras. Hace mucho que no las como, pues aqui las venden de tu tierra y no te me enfades no tienen nada que ver con las de la mia. No te enfades eh.
Dos besinos.

Goriot dijo...

Belkis, que conste que mucha gente de aquí dice guisadas, pero claro, es incorrecto.
Mirola, están muy ricas, unas las llamamos machás que son las primeras verdes, y a las otras las llamamos rayás que son las negras y las rajamos cuatro veces con el cuchillo. Las verdes de los olivos con el tiempo se vuelven negras y se llevan al molino para hacer aceite.
Si, llevas razón las castañas de esta zona son peores, las de tu zona son muy buenas y más gorditas.
Las comemos en noviembre en Todos los Santos, vamos al campo y allí hacemos los casamientos, que son meter en el higo trocitos de castañas y nueces.
Po estas fechas navideñas nos gusta comer castañas pilongas que las venden ya secas sin cáscara.
En nochebuena hacemos un guiso de castañas y están muy ricas, lleva mata la uva (anis)y canela.
Gracias por leerme y por tu interesante comentario.
Dos besinos.
Goriot.

Ananda dijo...

Goriot, a mí me encantan los olivos, me refiero al árbol, son preciosos, las aceitunas también me encantan, de todas las clases, pero igual, no sabía que se cocinaban, seguro que están también buenísimas así.
Un beso, Feliz 2009.

Goriot dijo...

Ananda, no se cocinan, se cambia varias veces el agua, se le echa varios condimentos que se llama aliñar, entre ellos: ajo, tomillo y orégano; se deja varios días que cojan el aliño y están muy ricas.
Ananda todos te echamos de menos, gracias por leer mi relato y gracias también por tu comentario.
Dos besinos.
Goriot.

SILOE dijo...

Hola, vuelvo a intentar dejarte un comentario, sobre todo para que sepas que si entro y te leo... por que me molesta no poder dejarte muestra de mi presencia aqui...un beso y gracias por compartir tus escritos, Paz.

Goriot dijo...

Gracias Siloe, me alegra mucho ver tu rostro sonriente de poetisa que eres y tu comentario.
Un besino.
Goriot.