Regalo de MORGANA

Regalo de MORGANA
Gracias por tu regalo, me hace ilusión y cada vez que lo miro te recuerdo.

martes, 2 de diciembre de 2014

EL FANATISMO EN EL FÚTBOL











Fui jugador de fútbol y espectador para aprender de las jugadas.


Por culpa de un porcentaje alto de fanáticos, hace 25 años que  he dejado estas lides hasta el punto de cambiar de canal de TV cuando en un telediario comentan algo de este espectáculo.


Y digo espectáculo porque dejó de ser deporte.


Es un infantilismo de personas adultas. Y pido disculpas a ese otro porcentaje formado por aficionados correctos.


Es increíble que en Madrid quedasen dos bandos para una batalla campal con la muerte de uno de ellos y muchos heridos.


10 comentarios:

María Bote dijo...

Siento lo mismo que tú, amigo; no me cabe en la cabeza atrocidad semejante ¿De qué nos sirven tántos adelantos y tánta técnica si en humanidad retrocedemos a pasos agigantados?

Los fanatismos siempre han sido y serán malsanos en cualquier orden de cosas y, por supuesto, el futbol, hoy en día, de deporte nada de nada; es mi opinión.

Besos de buenas noches, amigo Goriot.

LUIS MIGUEL, MARIA JOSE dijo...

En pocas palabras lo has dicho tu todo, es muy triste que personas adultas, se conviertan monstruos cobijandose en el deporte.
Mas deporte y menos barbaridades.
SAludos,

Francisca Quintana Vega dijo...

Pues tienes toda la razón. Bien dicho y bien escrito. Yo venía a desearte felices fiestas navideñas...¡que el facebook me está haciendo abandonar mucho los blogs!...en fin...le dejo mi cordial saludo.

OZNA-OZNA dijo...

---------- ♥

---------- **

--------- *o*

-------- *♥*o*

------- ***o***

------ *o**♥*o*

----- **♥**o**o**

---- *o**♥***♥*o*

--- ****♥**o**o****

--**♥**o*****o**♥**

-****♥**o*****♥**o***

*♥***o***♥**o***o***♥*

----_____!_!_____
▼ozna-ozna
         \  
          \
           \
            \
             \
              \       
               \ ●
                /i\
                /\
Esta amiga que te quiere un montón te desea querido amigo felices fiestas y que la paz y el amor more en tu corazón por siempre. Mil besinos ¡¡¡ Te quiero ¡¡¡

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola Goriot, mi buen amigo.
Yo también lamento que el fútbol se haya convertido en una batalla violenta en el campo y fuera de él.
Te deseo unas santas Navidades y un mejor año.
Como siempre te dejo un beso de ternura.

Anónimo dijo...

Sabes, nunca hemos tenido relación pero te recuerdo de los tiempos prehistóricos, por leer tus comentarios, en otros terrenos hoy desérticos o abandonados. La nostalgia de los mismos, me ha traído hasta aquí. Bon nadal

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Goriot.
Es una lástima y a veces parece un Circo de los romanos por la brutalidad.
Ante todo te quiero desear Felices Navidades y unPróspero Año Nuevo.
Un abrazo, Montserrat

Magia da Inês dijo...


Todo fanatismo só faz mal a todos...

O Natal é a data mais linda do ano...
relembra que...
o menino Jesus está no nosso coração...
então a nossa esperança se renova!...

❊..(
✿.(,)
❊|::::|.☆¸.¤ª“˜¨
✿|::::|)/¸.¤ª“˜¨˜“¨
❊|::¸.¤ª“˜¨¨˜“¨
⋯ ✰ ⋯
FELIZ NATAL!!!
✿╯BOAS FESTAS!!!
╰✿╮

VENTANA DE FOTO dijo...

Me siento seguidora de un equipo de fútbol y condeno la violencia....cuantas familias van acompañadas de sus hijos pequeños!...la seguridad deberá estar garantizada para los que acuden pacíficamente a los campos a disfrutar con el equipo de sus amores...y estos son la mayoría de los que acuden a los campos....así que debe estar prohibida la entradas a esos violentos.

Bueno, estamos en navidad y es tiempo de Amor...Te deseo que pases unas Navidades llena de Felicidad al lado de tus seres queridos.

Besos

Manuel dijo...

Tienes toda la razón, -son unos cafres-.
Yo también dejé de ir, por los mismos motivos.
Estos de primera división, pelean por política; pero, y en las categorías de infantiles, cadetes, etc. ¿que me dices?; ¡Una vergüenza! ver a los padres peleándose, e insultando y mofándose del arbitro y de los niños que juegan en el equipo contrario.
¡Bonito ejemplo dan a los niños!
Un abrazo.