Regalo de MORGANA

Regalo de MORGANA
Gracias por tu regalo, me hace ilusión y cada vez que lo miro te recuerdo.

lunes, 3 de marzo de 2014

MIS ZAPATOS












Son gemelos fabricados con la piel de una linda cabra de la Isla de Formentera. Fundas suaves de mis extremidades que soportan mi peso. Austeros cochecitos que desafían al viento: izquierda, derecha, un, dos, tres, marcando el paso de las milicias. Obedientes servidores de mi prisa. Barquitos de mar cuando se inunda mi calle. Puntapié de mi defensa. Soportes alados que me llevan a otros lugares. Vagabundos sinceros sin brillo exterior. Ritmo musical alternativo que al andar suena. Son ásperas sus suelas como cortezas de mi almendro. Dos vagones de dedos apretados. Creadores de nuevas palabras de la Z a la A del abecedario y patitos negros que pasean por el Parque.

Me he tomado el atrevimiento de copiaros la prosa que publiqué en 2002 conjuntamente con otras personas, en el libro titulado: TALLER DE LA POESÍA Y DEL RELATO.

14 comentarios:

María Bote dijo...

Es un texto precioso y poético, amigo. Me ha gustado mucho.

Besos y buena semana.

Julia L. Pomposo dijo...

Todo perfecto y bien explicado, pero yo me pregunto ¿que le parecerá a la cabra?, no me hagas caso, son cosas mías.
Abrazos

TriniReina dijo...

Qué fuertes y tiernos tus zapatos:)

Abrazos

Goriot dijo...

María Bote, poetisa de la provincia de Badajoz:Sabes muy bien que realzamos las pequeñas cosas, despertamos el sentimiento.

Julia, bloguera agradable de Barcelona: La vida es así, muchos animales los usamos los humanos para comer o para vestirnos.

Trini, poetisa de Sevilla: Tus palabras son muy significativas.

Gracias por vuestros comentarios.

Goriot dijo...

Julia L. Pmposo, tu blog no me deja de poderte dejar un comentario.

LUIS MIGUEL, MARIA JOSE dijo...

Me guata muchísimo esta dedicatoria a los que nunca damos más importancia de el llevarlos puestos y que sean más o menos bonitos. Pero cuanta razón tienes,nos llevan y son parte imprescindible, que nunca se queja y siguen nuestro ritmo, sea el que sea.
SAludos.

Conchita dijo...

III QUE BONITO GORIOT !!!
PERO PARA PONERSE ESOS ZAPATOS QUE MENCIONAS , TIENES QUE TENER LOS PIES ESTUPENDOS ... Y TODO EL MUNDO NO TENEMOS ESA SUERTE, POR DESGRACI
A SI QUE NO ME PODRÉ PONER JAMAS EL ZAPATITO DE CRISTAL DE CENICIENTA
JA JA JA ... UN ABRAZO CONCHITA.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola Goriot, pues muy bien con esos zapatos de piel de cabra que se mecen poéticamente marcando el paso con tu peso.
Me ha gustado tu relato.
Gracias
Un gran abrazo
Sor.Cecilia

Goriot dijo...

Luis Miguel Y María José, de Pedro Muñoz (C. Real): Como buenos fotógrafos habéis comprendido mi prosa.

Conchita, del Puerto de Mazarrón (Murcia): A veces el zapato acoje unas plantillas y se anda bien.

Sor Cecilia, ahora por tierras valencianas: A las gentes se les valora según sea la calidad de su zapatos.

Gracias por vuestros comentarios.

RECOMENZAR dijo...

Hola
buen dia
¿me los prestas?
prometo devolverlos
mil besos van

Conchita dijo...

ME PASO A SALUDARTE APRECIADO AMIGO GORIOT Y DESEARTE UN BUEN FIN DE SEMANA CON TODO MI AFECTO...
BUENAS NADRUGADAS AMIGO...
UN ABRAZO DE CONCHITA ,

alp dijo...

Pues me ha gustado mucho.... Un abrazo desde Murcia.

Manuel dijo...

Yo pienso, que nunca a un par de zapatos, se le ha escrito tan bien y bonito. (lindo homenaje), amigo.
Un fuerte abrazo.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hol Goriot.
Pues muchas gracias por publicarlo, porque así hemos podido disfrutarlo.
Los zapatos cuando no duelen los pies son unos grandes compañeros.
Un abrazo, Montserrat