Regalo de MORGANA

Regalo de MORGANA
Gracias por tu regalo, me hace ilusión y cada vez que lo miro te recuerdo.

lunes, 4 de junio de 2012

NACIMIENTO







Se tarda mucho en nacer, unos nueve meses, más que en morir. Los bebés nacen si apenas visión.


Nacen con miedo natural; por instinto huelen la piel de la madre su protectora, la que les da de mamar. Cuando le acercamos nuestro dedo se agarran fuertemente.


Les queda todo un futuro de aprendizaje, empiezan en cero, reciben muchos golpes y sufrimientos para conseguir las metas de alegrías.


Le miramos atentamente para poder comprender a que familia se parecen.





21 comentarios:

Luis G. dijo...

Bonita glosa a los bebes. Preciosa, amigo Goriot. Te tengo que decir que los puentes sobre el Guadalaviar son muy resistentes. La ruta es preciosa.

Un abrazo,

Luis.

Pepe del Montgó dijo...

Me gustan los niños y te aseguro que a mi todos los recien nacidos me parecen preciosos. Siempre pienso en su futuro y les deseo de corazón lo mejor. Pero si alguna vez me dejan uno en brazos suele ponerse a llorar, lo coge una mujer y se calla. Es asombroso el instinto que tienen.

María Bote dijo...

Un comentario que invita a reflexionar, amigo Goriot. Se tarda 9 meses en nacer, pero yo opino que en morir se tarda más, se tarda toda una vida, puesto que, desde que nacemos, empezamos a morir un poco cada día. Los minutos, horas, dias y años, que empizan a contar desde que nacemos, hay que restarlos a cuanto nos queda por vivir.

Un abrazo, amigo. María

TriniReina dijo...

Siempre es grato mirar y admirar y abrazar a un bebé. Siempre

Abrazos

Goriot dijo...

Luis de Segorbe: Verás que son muchos los temas de la vida mundana algunos blogueros lo escriben en versos. Aclaras mi temor y me confirmas que las pasarelas del Rio Guadalaviar son resistentes.

Pepe del Montgó: Ciertamente los niños tienen mu buen olfato y muy sensible el tacto.

María Bote, poeta de Badajoz: Hola paisana, es de interés tu reflexión, yo me refería al acontecimiento de la muerte, somos como de cristal una caida jnos rompe la cabeza o el corazón.

Trini Reina, poeta de Sevilla, tu condición de poeta te lleva a esa sensibilidad.

Gracias por leer mi blog y dejarme vuestros comentarios que suelen ser apéndices del relato.
Abrazos.
Goriot.

VENTANA DE FOTO dijo...

Una nueva vida es siempre motivo de alegría. Por ello tenemos que procurar dejar un mundo mejor para que lo tengan como herencia.

Un abrazo.

http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

salvadorpliego dijo...

Toda una belleza...

Saludos.

Goriot dijo...

Ventana de foto, de Córdoba: Es un espermatozoide que llegó el primero a la meta. Procuremos dejarle un mun do mejor.

Salvador Pliego, escritor mejicano, me he alegrado que entres en mi blog. Hoy me he sorprendido ver como he recibido 102 visitas. Tu frase sitgnificativa dicen mil palabras.

Gracias por vuestros comentarios.
Un saludo cordial.
Goriot.

Alma Mateos Taborda dijo...

Muy bella y tierna entrada. Me gustó mucho. Un abrazo

Kandy dijo...

Hola Goriot,,creo que lo mejor que nos puede pasar a las mujeres es ser madre,parece mentira que salga algo tan perfecto de nosotras,me encantan los bebes,,,,
Biquiños Kandy

Goriot dijo...

Alma Mateos, poeta argentina y presentadora de televisión: Si dices que te gustó mi entrada me haces feliz para continuar escribiendo. Me alegra que Sor Cecilia esté cerca de ti en su nueva residencia en Argentina.

Kandy, amiga de Galicia: siempre he querido significar que las mujeres sois los seres más importantes y principales de este planeta. Tú misma de asombras que puedan nacer seres tan perfectos de vuestros vientres. Gracias a vosotras continúa poblandose de habitantes el planeta Tierra.

Gracias por vuestros comentarios que son como apéndices de escrito.
Besitos.
Goriot.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Mi querido buen amigo, es muy entrañable tu entrada. La vida irrumpe del silencio a las palabras y caricias de los padres, abuelos, toda la familia bulle en alegría, y aunque la vida parece a apuntar al destino de la muerte: yo te digo, que la vida, no acaba en la muerte, sino en la otra VIDA.
Gracias por quererme en España, te dejo mi ternura que es siempre la misma, esté donde esté.
Sor.Cecilia

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Goriot.
Un Post lleno de ternura.

¡Enhorabua!.
Besinos, Montserrat

Julia dijo...

Hola amigo.
Venir al mundo es el mayor milagro de la Creación, un nuevo ser que empieza su andadura ¿cual será su futuro?
Saludos desde Cataluña

FRANK RUFFINO dijo...

Nos reafirmas con tu entrada que la vida es un misterio, hay que vivirla, no nos queda de otra amigo pues ya habrá suficiente tiempo para la muerte!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino

OZNA-OZNA dijo...

mil gracias querido y admirado amigo por obsequiarnos con tan bellas y tiernas letras, muchos besinos de esta amiga que te desea con cariño feliz domingo.

Goriot dijo...

Mi querida monja Sor Cecilia, ahora por tierras de Argentina: Son conceptos tan cualificados como el libro que próximamente va a publicar usted.

Montserrat de Valencia: A veces con cualquier tema nos ponemos a reflexionar.

Julia de Barcelona: Sí, es como un milagro el nacimiento de un ser ya sea humano o animal y escriben muy bien al significar que ¿cuál será su futuro?

Frank Ruffino de Costa Rica:Si hay que vivir todo este tiempo lo mejor posible hasta que nos llegue la muerte.

Ozna-Ozna: Gracias a las letras llegamos a conocer casi todo.

Gracias por vuestros comentarios que forman la continuación del tama en matices diferentes.
Saludos cordiales.
Goriot.

Antonia Cerrato dijo...

Mucho gusto en saludarte, amigo Goriot. Hacía tiempo que no sabía de ti. Feliz verano.
Un saludo cariñoso, Antonia

Francisca Quintana Vega dijo...

Entre tanto desvarío de la sociedad nuestra de cada día...tantos problemas y miedos...es un placer mirar a un bebé...bueno, siempre lo es, quiero decir que...ahora...más.Es un beso al alma.Saludos

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonito!

A esta edad estan para comerselos....

Enhorabuena a sus papis y abuelos y demas familiares.

Besos

Rosa Cáceres dijo...

¡Qué ternura!

Un abrazo