Regalo de MORGANA

Regalo de MORGANA
Gracias por tu regalo, me hace ilusión y cada vez que lo miro te recuerdo.

viernes, 18 de junio de 2010

Supervivencia de un hombrecillo


Por la corta experiencia que llamamos al vivir, vengo observando cómo cada uno de los que vivimos en este planeta, pasamos los años con distintos caracteres: Unos han nacido en países subdesarrollados y la subsistencia se asemeja a la de los animales, buscar cada día algo para mal comer y matar para no ser matado, otros han nacido de familias muy pobres y continúan en la miseria, en nuestro entorno son ya muchos los que no tienen un puesto de trabajo, otros han tenido más suerte, viven en países modernos y gozan de todo tipo de comodidades, más aún los que proceden de padres ricos, que despilfarran el dinero; los hay que han nacido con alguna incapacidad y pasan los años con lamentable sacrificio.

El tema que me trae aquí hoy, es la vida de un hombrecillo con algo de deficiencia mental; tendrá unos cincuenta años, vive solo, delgado de cuerpo, bajo de estatura, nariz puntiaguda, siempre sonriente, a veces o habla solo o comenta con alguien que se encuentra por la calle... algunas frases puramente filosóficas, no permite que le lleven la contraria ni que le intimiden y menos que se burlen de él, no contesta a preguntas relacionadas con su modo de vivir. Es muy posible que reciba una paga pequeña del Fondo Social por ser enfermo que no ha cotizado a la S.S.

Ya cuando vivía con su padre, vendía objetos de la casa, hasta llegó a vender una cama. Después de la muerte de su padre, ha vendido su casa baja para que una empresa constructora haga un bloque de pisos, una de esas viviendas la ocupa él.

Pide limosna por los domicilios, sólo quiere que le den Tetra Brik de leche y paquetes de arroz que después los vende, es muy querido en el banco, allí se considera él un potentado, se pasa largo rato preguntando como sus dineros empleados en fondos pueden rentarle mejores intereses. He preguntado a sus vecinos más cercanos y me dicen que no está bien de la cabeza pero que es muy listo.

Ya lo he dicho, se siente feliz, siempre concentrado en el dinero que tiene depositado en el banco; cuando sea anciano ingresará en una residencia para después, a su muerte quedar cerrada otra historia de un mundano.



18 comentarios:

María Bote dijo...

Ay! amigo Goriot, qué bien describes a ese hombrecillo. Esa es la riqueza y la enseñanza de la vida. La gran diversidad de seres que la habitamos. Todos somos únicos en nuestra singularidad y, nadie, sólo Dios, sabe lo que encierra cada mente y corazón del ser humano.
Gracias por compartir esta sencilla historia.
Besos. María.

Luis G. dijo...

Cuantas vidas parecidas hay en nuestro mundo. Una historia conmovedora, amigo Goriot.

Un abrazo.
Luis.

Goriot dijo...

María Bote, poetisa de Badajoz, soy muy observador, quizás vea motivos que para otros pasan inadvertidos. Este hombrecillo, cada vez que coincido con él en la entidad bancaria...sentado en una mesa de atención a los clientes no pierdo ojo viendo sus gestos, sus preguntas, su sonrisa, su relajación en la silla y hasta un billete de diez euros que previa mente ha ordenado a la cajera como reintegro.

Luis, escritor de Castellón, tienes razón en tu definición, cuantas vidas pasan por el planeta sin disfrutar y por el contrario con penas y sacrificios.

Gracias a los dos por dejarme vuestros comentarios.
Un abrazo.
Goriot.

Belkis dijo...

Siempre resulta interesante analizar ese tipo de personas y ver lo felices que son en su mundo de ficción. Yo creo que algunas veces las enfermedades mentales son una especie de escape que tienen algunas personas cuando la vida no les resulta todo lo grata que ellas quisieran y no saben afrontar los vaivenes del destino.
Naturalmente hay otros casos en que las enfermedades son reales y es muy triste, pero dentro de lo malo, siempre pienso que al menos son felices…
Un placer pasar por tu espacio y dejarte un saludo.

Blue dijo...

A veces nos creamos un mundo maravilloso, en nuestra propia irrealidad, Una historia que tiene vida propia, plasmada con mucha riqueza interior, como siempre un placer leerte.

Besos
Blue

Mª Angeles y Jose dijo...

La vida nos trae aqui a cada uno con un camino marcado para aprender, no sabemos el que, podemoseguir el camino mas facil recto sin complicaciones o comenzar a dar vuelta y mas vueltas ,con curvas retorcidas hasta llegar al final....todo es cuestion de como nos enfrentemos a la vida.

Besos

lisebe dijo...

Mi querido Goriot, hay tanta gente en la calle con historias dignas de contar con vidas tan llenas de desamor y de soledad..
Que necesitan de personas como tú para ser conocidos y que su nombre y su persona no sean parte de del olvido de una sociedad.
Gracias por compartir con mosotros la dia de este hombrecillo.

Muchos besos mi querido amigo

Goriot dijo...

Belkis, escritora de Murcia, tu comentario cualificado te ha salido rozando la perfección.

Blue, poetisa de Chile, has comprendido muy bien esta historia real de un hombre de mi pueblo, también tu comentario nos hace reflexionar.

María Ángeles y José, fotógrafos artísticos de Yecla (Murcia), comenzáis el interesante comentario diciendo: "La vida nos trae aquí a cada uno...", claro, cada uno somos un mundo diferente.

Lisebe, poetisa de Barcelona, las historias de los mendigos están cargadas de sentimientos impresionantes.

Gracias a los cinco por leer mi relato y, dejarme vuestros comentarios, llenos de conceptos ricos en valor.
Un saludo muy cordial a todos.
Goriot.

Carmendy dijo...

Hola Goriot, qué acertados son tus relatos sobre el ser humano,sus caminos y bifurcaciones... a veces pienso que hubieras sido un excelente psicólogo en el campo tan complejo de la medicina; la verdad es que tu ojo clínico sigue siendo genial,jejeje...
Creo conocer a tupersonaje; también he escuchado alguna vez parte de esa historia bancaria y la selección de alimentos cuando se presenta a la puerta de tu casa...todo un personaje digno del más esaustivo análisis freudiano, no te parece...?
De todas formas lo más conmovedor es que él parece muy felíz...a sí que,todos mis respetos y suerte.
Amigo, gracias por compartir estos tesorillos de tu buen hacer.
Besitos de fin de...
Carmendy

Linda L. Torres dijo...

Goriot, nos compartes una historia muy agradable y conmovedora. Se nota que eres muy obsevador y eso es bueno porque en nuestro entorno se tejen historias que para la mayoría pasan desapercibidas pero para otros, son dignas de compartir porque son impresionantes.
Gracias por platicarnos de la supervivencia de un hombrecillo.
Saludos y un fuerte abrazo de tu amiga mexicana.

Anónimo dijo...

Hola Goriot,muy bonita la historía esta del hombrecillo,por desgracia ay mucha gente así como el,aunque tengan sus facultades mentales bien,solo son felices mirando los números del banco y viven en la miseria,,,,,,y quien se queda con su dinero,pues los familiares q nunca cuidan ,,,,,o los de las rewsidencias,,,bueno cada uno es feliz a su manera,,,,,,,un saludoo.
Biquiños Kandy

Goriot dijo...

Carmendy, poetisa de Badajoz, me ha maravillado tu comentario; como vivimos en la misma ciudad, conoces el personajillo que sonríe siempre y vive feliz, por lo que, corroboras de que mis crónicas o historias son ciertas. No sólo te agradezco que me consideres un psicólogo sino que me haces pensar al respecto. Ya sabes que toco algo de periodismo haciendo un progrma de radio y escribo crónicas en una revista local.

Linda, poetisa Mejicana, lo mismo que los animales y las plantas, todos somos diferentes con impresionantes historias.

Kandy, amiga de Galicia, mi profesora particular del idioma galego. Sí, muchos están entusiasmados con los ahorros que tienen en el banco y es una manera de ser felices, este hombrecillo lo es.

Gracias a las tres por leer mis relatos y dejarme vustros comentarios que tanta ilusión me hacen.
Besitos a las tres, repartirlos sin reñir.
Goriot.

belkis dijo...

Yo creo que ese hombrecillo -a veces es mujercilla- existe en muchos, en muchos pueblos de España.
Creo que la mayoría de las veces no tienen problemas mentales tan graves como nos parece; simplemente tendemos a ver como "locos" a aquellos que no actúan dentro de unos cánones establecidos. O también pudiera ser que, tratándose de un problema leve, nunca fueron tratados en su momento como debieran.
Amasar una fortuna con minuciosidad y tesón como hace este hombre no es tarea fácil hoy en día.
Ojalá tuviera a alguien que le asesorara sobre cómo inventirlo o disfrutarlo y no acabe en malas manos.
Interesante texto, goriot. Dos besinos.

Alma Mateos Taborda dijo...

Una historia que moviliza y que golpea fuerte. Me dejas sin palabras y pensando hondo. Un abrazo.

Goriot dijo...

Belkis, escritora de Barcelona, soy entrevistador de radio y no puedo entrevistarle por muchas razones, intenté hacerme amigo suyo y como detectó mi intención de saber sus menesteres dejó de hablarme. Sun vecinos dicen que quizás no esté bien de la cabeza pero que es muy listo.

Alma, poetisa y locutora de radio de Argentina, estas personas que han nacido también como nosotros en este planeta nos hacen reflexionar y hasta nos pueden quedar sin palabras como te ocurre a ti, aunque si estás ante el micrófono ¿cómo enmiendas esta situación?

Gracias a las dos por dejarme vuestros comentarios.
Besitos de España.
Goriot.

nolaaxe dijo...

Genial literatura de personajes, o personaje, en este caso.

Yo soy de los que piensa que la felicidad está antes en aceptar lo que se tiene, que en desear lo que no se posee. Y por eso me pregunto si este señor, -que no dudes que a mí, pese a las limitaciones psíquicas que pueda tener, me parece inteligente e independiente- es feliz con su dinero.

Un saludo.

Belkis dijo...

Paso a dejarte un saludo Goriot.
Feliz semana!!!!

Goriot dijo...

Nolaaxe, de Cantabria, tu comentario tienes buen concepto que yo comparto.

Belkis de Murcia, gracias por acordarte de mi.

Gracias a los dos por dejarme vuestros comentarios.
Un saludo muy cordial.
Goriot.